El futbolista Junior Benítez fue condenado a cinco años de prisión por agredir y amenazar a la familia de su ex pareja,  Anabelia Ayala, quien lo había denunciado por violencia de género y finalmente se quitó la vida en Año Nuevo.

La decisión se dio a conocer este martes y estuvo a cargo del juez Antonio Miguel Balicki, del Tribunal Oral Correccional N°8 de Lomas de Zamora. Para el magistrado, había elementos suficientes para considerar a Benítez culpable de los delitos de daño, desobediencia y tenencia de arma de guerra contra la familia de Ayala, por lo que decidió condenarlo a cinco años de prisión con cumplimiento efectivo, por lo que seguirá en la cárcel.

En los alegatos la querella había pedido la pena máxima prevista para los delitos de coacción agravada, daños, amenazas, desobediencia y tenencia ilegal de armas que se le imputan de ocho años y seis meses de cárcel. Por su parte, la fiscal Marcela Dimundo requirió una condena de seis años de prisión.

El jugador había sido detenido en enero de este año, días después de que Ayala se quite la vida, ya que la Justicia comprobó que, previo a la decisión que tomó la joven, Benítez había violado el arresto domiciliario para hostigarla.